Newsletter 2, Febrero 2019

Contenidos: 
El fenómeno social del mes
LEXIA recomienda
Qué sucede en LEXIA
LEXIA en los medios 
El Fenómeno Social del Mes
Cálmate mi amor
 El hostigamiento, la violencia y los secuestros en contra de las mujeres lamentablemente no es una novedad. Tampoco resulta una nueva ola de violencia atípica lo que se vive diariamente. Los constantes actos de delincuencia impune de este país resultan en uno de los principales problemas ante la inminente castración social que reduce la libertad y trasmina la indiferencia colectiva e institucional.
 
LEER MÁS
LEXIA Recomienda
Digital Global 2019We Are Social y Hootsuite muestran su reporte Global Digital del 2019 en el cual revela que los usuarios de Internet están creciendo en un promedio de más de un millón de usuarios nuevos cada día .
 
LEER MÁS
Qué Sucede en LEXIA
LEXIA media partner de AWLATAM

Para LEXIA Insights & Solutions es un orgullo ser parte de Advertising Week LATAM, el evento más importante de publicidad, marketing y comunicación.
LEER MÁS
LEXIA en los medios
4T o el regreso al Rancho Grande

La 4t está siendo una destrucción de sistemas de pesos y contrapesos. Mayorías en el congreso serviles y acomodaticias, pactos cupulares con empresarios y sindicatos, debilitamiento sistemático de las instituciones autónomas, manoseo y desprecio al poder judicial, creación de clientelas.
 
LEER MÁS
¿Por qué hay enojo tras el comercial de Gillette?

Gillette ha generado gran polémica con su comercial más reciente debido a que toca un tema con el que la sociedad está hipersensible…la masculinidad.
LEER MÁS
Hombres, no es contra nosotros
Las recientes denuncias sobre secuestros, e intentos de secuestro, hacia mujeres en el Metro bajo la modalidad “cálmate mi amor”, ha visibilizado una forma de violencia diferencial de género. Un hombre no será forzado a acompañar a otro hombre bajo el pretexto de que se encuentra alterado o porque quien lo obliga a acompañarle es su pareja.
LEER MÁS
Estado de la Nación, análisis de Guido Lara

 Nuestro CEO, Guido Lara fue parte del especial “Estado de la Nación” de El Financiero Bloomberg donde analizó lo acontecido en el segundo discurso de Donald Trump.
LEER MÁS
Agenda pública todos los domingos Claudio Flores Thomas parte de las mesas de análisis en el programa Agenda Pública que conduce Mario Campos todos los domingos a las 11:00 horas. Mira los últimos programas disponibles en la plataforma digital de Foro TV:
Crisis política en Venezuela
Reactivación de la CNTE y AMLO vs Fitch por su calificación a Pemex.
Aprobación de Andrés Manuel López Obrador.
Relación de AMLO con los medios
Invasión ParlanteTe invitamos a que escuches los nuevos programas de nuestra tercera temporada a través de la plataforma de radio digital de PromoEstereo.
Blue Monday
Personal Branding y Networking
San Valentín

Hombres, no es contra nosotros

Artículo que apareció en el Blog de LEXIA en Animal Político el 13 de Febrero

Por: Raúl Méndez (@rulwolf)

Muchos hombres hoy emiten quejas constantes sobre cómo vivimos discriminados, marginados; que todos se preocupan por el asesinato de mujeres, pero nadie piensa en los asesinatos de hombres; que los dados jurídicos, políticos y sociales están cargados a favor de las mujeres. Que el feminismo es una “ideología” de segregación porque desde el nombre “feminismo” ya se muestra que la preocupación está exclusivamente en un solo género; que debería llamarse, según dicen algunos, “igualismo” (decir esto último es tan desatinado como afirmar que la tierra es plana, porque donde vivimos se llama “planeta”, ¡si la tierra fuera redonda, se llamaría redondeta!).

Las recientes denuncias respecto de secuestros, e intentos de secuestro, hacia mujeres en el Metro bajo la modalidad “cálmate mi amor”, ha visibilizado una forma de violencia diferencial de género. Un hombre no será forzado a acompañar a otro hombre bajo el pretexto de que se encuentra alterado o porque quien lo obliga a acompañarle es su pareja.

El argumento “cálmate mi amor” con el que socialmente una persona puede forzar a otra a ir con ella, solo funciona cuando la persona coaccionada es una mujer. Porque es parte de lo que la antropóloga Rita Laura Segato llama los mandatos culturales, en este caso sancionando que las mujeres deben ser controladas en sus volátiles emociones, que si se encuentran alteradas un hombre tiene la autoridad para retirarla del espacio público.

A pesar de estar ante una problemática que afecta directamente a las mujeres, se ha intentado relativizar la situación mediante el leit motiv del machismo: “a los hombres también nos pasa”. Si se refiere a secuestros es evidente que sí, pero no en cuanto a esta modalidad de secuestro en el metro. No se está hablando de secuestros en general, ni de los actos de delincuencia por todos conocidos; la modalidad “cálmate mi amor” es un crimen diferencial del que no, los hombres no somos susceptibles de ser víctimas y que requiere acciones desde el gobierno con un enfoque específico de género.

Como creemos que desde los tiempos paleolíticos los hombres somos los protagonistas de la historia, y hasta de la prehistoria, tal como señalaba Simone de Beauvoir en su obra “El Segundo Sexo”, parece ser altamente ofensivo que exista un lugar en el que los hombres no tengamos el foco de atención; así, los lugares en donde las mujeres luchan por ser reconocidas y atendidas requieren una rápida regulación patriarcal para evitar que sean ellas las protagonistas.

En LEXIA constantemente apoyamos a marcas y gobiernos para que puedan desarrollar no solo una perspectiva de género, sino apropiarse de las razones que están llevando a la sociedad a tomarse en serio la representación social, participación y presencia de las mujeres, comprendiendo sus especificidades de género más allá de polarizaciones. Al respecto, nuestro estudio Lifewife: La nueva mujer realiza una investigación comparativa para comprender las nuevas dimensiones del actuar de las mujeres en los espacios domésticos y públicos, entendiendo la importancia que tiene la tecnología en su cotidianidad. Ha sido el uso de esta tecnología, mediante dispositivos móviles y redes sociales, el que ha logrado generar esta movilización sobre la inseguridad en el metro.

En un caso concreto de protagonismo masculino, ampliamente ventilado en redes sociales, estuvo involucrada la Librería Porrúa, la cual emitió un comunicado dirigido hacia los hombres diciendo que no estamos exentos de sentirnos en peligro y abre las puertas de sus librerías para aquellos que se sientan en peligro. De este modo, la inseguridad se ve de forma general, se niega que hay una incidencia particular que afecta solo a las mujeres. Estos intentos de democratizar la vulnerabilidad tienen el efecto de ocultar la problemática de género. La librearía realizó un comunicado posterior intentando “aclarar” su postura, sin embargo, se trataba de un panegírico apologista de los hombres, señalando que hay hombres que no violentan, sino que son buenas personas.

¿No podemos los hombres simplemente dar un paso atrás y permitir que los problemas de las mujeres se visibilicen sin que seamos el foco de atención?  


Pero no solo mediante este alegato de “a los hombres también nos pasa” o “no todos los hombres son iguales”, se intenta negar la especificidad de género en un problema de inseguridad, sino también en la forma de responder a él.

Pronto, tras la visibilización de los secuestros de mujeres en el Metro, surgieron egregios y portentosos héroes viriles, proclamando a los cuatro vientos que ellos, cual aliados valerosos, están para defender a las mujeres, quienes pueden acudir a tan gallardos paladines si ellas se encuentran en peligro. Así, nuevamente, el tema es dominado por los hombres. Resulta significativo que estos mismos hombres, al ser criticados por mujeres debido a su protagonismo, respondieran airados y ofendidos por el menosprecio del que se sintieron objeto y acusando que, entonces, las mujeres buscaban ser violentadas debido a negarse a recibir el apoyo de un buen hombre. Hasta ahí llegó su buena voluntad.

¿Qué mejores héroes que un grupo de musculosos hombres? Así lo planteó la marca de gimnasios Smart Fit, quien, en una iconografía altamente reveladora, se suma a la tendencia de utilizar los retailers o locales de las marcas para que sirvan de lugar de refugio. Esta comunicación nos muestra a un superhéroe masculino, con el cuerpo extendido, ocupando el centro de atención, que protege a las mujeres.

No se niega la buena voluntad de estas marcas, se trata de un típico caso de buena Big Idea, pero mala ejecución. Que los espacios comerciales en la vía pública sirvan para apoyar a mujeres, y sí, también a los hombres, en riesgo es sin duda, una gran iniciativa. Tampoco está mal que haya hombres que entienden la problemática y estén dispuestos a ayudar a mujeres si lo solicitan. Lo que resulta insostenible es que por el afán protagónico masculino se niegue o relativice la especificidad de la violencia de género.

Respecto de los secuestros de mujeres en el metro, los hombres tenemos que entender que no es un secuestro estándar, no es la delincuencia ante la que todos estamos propensos, la modalidad “cálmate mi amor” es una agresión orientada directamente hacia las mujeres. No es contra nosotros, no en esta ocasión.

Al poner el foco de atención en este riesgo para las mujeres no se está olvidando ni negando que los hombres también somos vulnerables, nadie nos está atacando ni invisibilizando. Simplemente los hombres no necesitamos acaparar el protagonismo todo el tiempo, como muchos lo intentan ¡hasta en las marchas de mujeres!; los hombres no debiéramos estar a la defensiva, reconocer que hay una alerta de género en el metro no nos está agrediendo, ¡no es contra nosotros! Atrás de la línea amarilla, por favor.

4T o el regreso al Rancho Grande

Artículo que apareció en el Blog Mente Social de Guido Lara en Animal Político el 7 de Febrero.

Es oficial: la 4T es un proyecto de regreso, no de progreso.

Queridos lectores, antes de que mienten madres o echen porras les invito atentamente a que veamos lo evidente y trascendamos el paradigma Chairos vs Fifís tan polarizante y tan auto destructivo.

La 4T si está siendo transformadora, si esta modificando las estructuras y, en varios sentidos, si es un cambio radical. La pregunta clave es hacia donde nos está llevando ese cambio. La respuesta es clara: Nos lleva del Regreso al Rancho Grande… allá donde vivíamos.

La 4T, en la versión de AMLO, no quiere progresar, quiere regresar. Las señales son muy claras.

Es un regreso al país cerrado y aislado económicamente del mundo. La cancelación del nuevo aeropuerto no es una decisión económica, ni siquiera una demostración de fuerza para ver quien manda, es el símbolo por excelencia de rechazo al futuro y a lo moderno. Cueste lo que cueste el mensaje es claro: ¡al diablo con la modernidad económica!

Es el regreso al presidencialismo imperial donde todo el poder se concentra en la silla del águila y se busca acumular más y más. Es la destrucción de sistemas de pesos y contrapesos. Mayorías en el congreso serviles y acomodaticias, pactos cupulares con empresarios y sindicatos, debilitamiento sistemático de las instituciones autónomas, manoseo y desprecio al poder judicial, creación de clientelas.

Es un regreso al carro completo con la consolidación del PRIMOR como nueva hegemonía.

Es el regreso al arca de toda la fauna política que no importando su trayectoria es bienvenida al proyecto a cambio de su obediencia, cabeza agachada o new bornentusiasmo.

Es el regreso a un estado primigenio donde lo ideal es que solo haya líder y pueblo. Nada más, nadie más.

Es el anhelo de regreso a una arcadia, en la que una vida sencilla, humilde y no corrompida por la civilización no solo es deseable, sino que se busca imponer desde el poder. Es un regreso a lo natural, a lo simple, a lo modesto. A caminar al lado de las palomas en un rincón colonial, en pararse en el borde de la carretera a consumir un rico jugo de piña.

La obsesión con la historia es obsesión con el pasado. Es el deseo de regresar al México de Nosotros los pobres y Ustedes los ricos, en blanco y negro y con cartillas morales con tufo a naftalina.

El regreso a una moralidad de pueblito, donde basta ser bueno, hacer caso a tus papás y a tus abuelos, casarte y no caer nunca en el pecaminoso divorcio que azuza el demonio del neoliberalismo. Lo de trasgenders o la discriminación Inter-seccional dejémoslo para Netflix.

Es el intento del regreso al pensamiento único, al estás conmigo o estás contra mí. Donde todo se perdona menos el disenso. Todo aquel que se atreva recibe instantáneas y fulminantes descalificaciones.

Es un regreso a la vieja noción de que somos un país rico que no necesita crear más riqueza sino simplemente distribuirla mejor.

Es regresarle a la gente humilde el dinero que durante décadas se han clavado los políticos y funcionarios corruptos y sus aliados los traficantes de influencias. Pero este regreso del varo, en transferencias directas de efectivo, becas y pensiones, no sienta bases para un futuro. Es positivo para la gente que vive en la escasez – por eso tiene valía- pero al mismo tiempo los condena a quedarse ahí, estancados.

Es un regreso a una jungla “democratizada” donde si eres “pueblo” se te perdona robar, asesinar, huachicolear, bloquear caminos. Chingarse a los demás ya no es privilegio de pocos, ahora es de todos.

Es un regreso al buscar orden con fuerza y violencia militarizando la seguridad pública, desechando los avances hacia un fortalecimiento institucional de las policías y su vinculación con las comunidades.

Es un regreso al gobierno pobre donde la austeridad republicana (virtuosa y necesaria) ya no es suficiente. Desaparición de instancia y estructuras (CPTM. ProMéxico, estancias infantiles, etc.) sin evaluaciones de costo-beneficio. Cuando el dinero no alcance se podrá ir hacia la pobreza franciscana y de ahí, por qué no, a la huelga de hambre y al fin del gobierno ¿Es la solución matar de hambre al gobierno? No, porque un gobierno pobre es un pobre gobierno.

Es un regreso a muy viejas imágenes del desarrollo. El AMLO historiador está obsesionado con la vida en el porfiriato, no solo con las injusticias sino también con sus metáforas, por eso su mayor obra de “progreso” para la zona maya de nuestro país, es un tren.

Regreso a los sueños de la autosuficiencia (alimentaria, energética, cultural, etc.) por eso propone gastar en refinerías con tal de no importar gasolina del exterior, que sea mal negocio es lo de menos. Mientras el progreso va hacia las energías renovables, el prefiere regresar al pasado.

El regreso a una situación donde los maestros de las escuelas públicas son antes pueblo que maestros y ¿el futuro de los niños? Por ahora regresemos a lo que teníamos y cancelemos la reforma educativa.

El regreso a un gobierno sin técnicos. Castigar y maltratar al personal de confianza de las dependencias, reducir sueldos y recortar prestaciones es la adopción de la cubeta de cangrejos como filosofía para regir los criterios de “carrera” en el servicio público. Eliminar, desincentivar, ahuyentar a las personas mejor preparadas para ejercer funciones públicas debilita al instrumento con el que se pueden llevar a cabo verdaderas transformaciones de futuro.

Es un regreso a un pensamiento pre-científico y pre-económico donde los permisos a la madre tierra suplen a los estudios de impacto ambiental, donde los ahorros implican cancelar encuestas que nos darán información vital para tomar buenas decisiones, donde los proyectos económicos se definen por nobles intenciones y no por análisis de costo-beneficio.

Es importante señalar que hay algunas voces (ej: Tatiana Clouthier) o gestiones de gobierno (ej: Claudia Sheinbaum) que si tienen la mirada hacia adelante y para quienes la anterior descripción es injusta y no coincide. Pero lamentablemente son excepciones a la regla.

La 4T obtuvo un triunfo contundente en las urnas y es fundamental entender la emoción fundamental que animó esa marejada. Los sentimientos de hartazgo, ira, coraje e impotencia se volcaron en las casillas y se castigo severamente al “PRIAN”. Los lectores voltearon a ver al único líder y opción política que siempre se opuso a lo que había y como lo que había no gustaba, ganó fácil y caminando.

La 4T sigue conectando con grandes sectores de la población y lo seguirá haciendo por mucho tiempo porque satisface la necesidad emocional de revancha y ajuste de cuentas. Algo así como “para que vean lo que se siente”.

Ante tantos agravios, injusticias, discriminaciones, abusos históricos para millones de personas es fácil mantener viva la hoguera del resentimiento, mientras las llamas y el humo nublan la vista e impiden ver la destrucción de los pilares que darían base a un mejor futuro.

Lamentablemente este resentimiento de las grandes mayorías, real, justificado y comprensible no nos está dejando ver hacia donde vamos. Ninguna sociedad moderna puede ni debe echarse a los brazos de ningún líder, ni abdicar de su autonomía para dejarse llevar a donde no debemos ni queremos ir.

A este paso, la 4T nos puede llevar directito y sin escalas al rancho de López Obrador.

¿Por qué hay enojo tras el comercial de Gillette?

Artículo que apareció en el Blog de LEXIA en Animal Político el 29 de Enero.

Por: Montserrat Chávez (@MontseChavez129)

Hace unos días, Gillette estuvo en boca de todos por el impacto que ocasionó su comercial “We Believe: The best men can be”; por un lado se encuentran quienes lo han criticado y se han molestado con la marca por percibir que está generalizando el comportamiento del hombre o simplemente por sentir que intenta decir cómo es que hay que comportarse,  mientras que por otro lado se encuentran quienes lo aplauden por promover a la reflexión e incentivar a un cambio.

Probablemente pudo haber un camino diferente para abordar el tema y así evitar que hubiera tantas reacciones negativas, pero lo que es un hecho es que hoy en día la sociedad se encuentra en un estado de hipersensibilidad ante el mismo, pues se ha crecido y vivido con un concepto de masculinidad en el que ciertos comportamientos se han normalizado e incluso justificado; entonces, para algunos el comercial atenta contra dicho concepto, reflejando su molestia en redes sociales.

Pero ¿por qué el comercial provocó estas reacciones? Como dice el refrán, “La verdad no peca, pero como incomoda”, es decir, sin importar si los practican o no, seguramente hay conciencia de que ciertos comportamientos no son correctos, sin embargo, son considerados como parte del género. Entonces, que una marca reconocida, de la que probablemente se consuma alguno o varios de sus productos lance un comercial en el que su objetivo es mostrar que esos comportamientos son incorrectos y que se debe trabajar en cambiarlos, les resulta un tanto agresivo. Está claro que se iban a molestar, a nadie le gusta que le digan lo que está mal y mucho menos lo que deberían hacer.

Y es que, si nos ponemos a pensar, como sociedad se ha contribuido a construir la percepción de que ciertos comportamientos “masculinos” son “algo normal”. Como ejemplo están los chiflidos, las miradas lascivas o los “piropos”, los cuales llegan a estar justificados porque tanto hombres como mujeres han relacionado este actuar con la forma de vestir o la zona por la que se transita, orillando a que quien lo padece opte por cambiar hábitos, como el tipo de vestimenta que debe utilizar o limitarse a ciertas actividades; es decir, el cambio se ha generado en quien ha sido objeto de estas acciones y no en quien lo practica, teniendo como consecuencia que este problema continúe y crezca.

Como este ejemplo hay otros en los que hace falta reflexionar (tanto hombres como mujeres), comprender que, aunque existan comportamientos o maneras de pensar que nos parezcan chistosos, inofensivos o normales, pueden tener un impacto negativo a nivel social y tenemos que saber frenarlos a tiempo para poder generar un verdadero cambio.

Desde mi punto de vista no solo el comercial de Gillette promueve a la reflexión, también lo hacen las reacciones y los comentarios negativos, pues nos demuestran que aún hay mucho trabajo por hacer para generar un verdadero cambio.

Mientras debaten en las redes si el comercial fue acertado o no, muchas como yo, nos resistimos todos los días a cambiar de ruta o de forma de vestir aunque tengamos que soportar esas frases que tan graciosas le resultan a tantos, convencidas de que iniciativas como esta, y muchas otras, vayan erosionando esas prácticas que tanto nos violentan, hasta que un día, nos sorprenda solo escuchar el sonido de los carros al pasar.


LEXIA Media Partners de Advertising Week LATAM

LEXIA  es un coorganizador del evento. Fuimos invitados a participar en Nueva York donde Guido y Claudio dieron ponencias. Y ahora hemos colaborado en la inclusión de las asociaciones de investigación (AMAI) y en las de publicidad (AMAP) y sus miembros en el evento.

Además hemos desarrollado dos paneles para impulsar cambios sociales relevantes en México como lo son brindarles derechos y reconocimiento a las trabajadoras domésticas y el contribuir a que desde la publicidad seamos conscientes de sesgos racistas que debemos evitar. LEXIA  tiene un compromiso claro con la diversidad y la inclusión. Estos dos paneles fueron curados y concebidos por Adriana Arizpe quien está en nuestras oficinas de Washington y van a ser conducidos por dos de nuestras socias (Yola y Aline) –ojo team revisen el programa de paneles y conferencias. En nuestras redes sociales impulsaremos el hashtag #Humanízate (Recordemos que LEXIA pone a lo humano en el centro).

Ahora también estaremos presentes con participaciones de Claudio, en diversas mesas. Su ponencia magistral será Nuevas audiencias y Nuevas narrativas y en la mesa de la AMAP va a presentar el análisis de la publicidad efectiva que realizó Guido quien lamentablemente no pudo asistir en esta ocasión al evento

En LEXIA consideramos fundamental el intercambio de opiniones y experiencias para mejorar nuestra industria de marketing y comunicación y por eso somos muy activos y participativos.

Reporte Digital Global 2019

We Are Social y Hootsuite muestran su reporte Global Digital del 2019 en el cual revela que los usuarios de Internet están creciendo en un promedio de más de un millón de usuarios nuevos cada día .

Entre los datos más interesantes que nos encontramos en este versión están:

  • Actualmente hay 5,11 mil millones de usuarios móviles únicos en el mundo, 100 millones más (2 por ciento) en el último año.
  • Hay 4,39 billones de usuarios de internet en 2019, un aumento de 366 millones (9 por ciento) en comparación con enero de 2018.
  • Hay 3.48 mil millones de usuarios de redes sociales en 2019, con un total mundial de 288 millones (9 por ciento) desde el año pasado.
  • En enero de 2019, 3.26 mil millones de personas utilizan las redes sociales en dispositivos móviles, con un crecimiento de 297 millones de usuarios nuevos, lo que representa un aumento anual de más del 10 por ciento.

Conoce el estudio completo dando click en la imagen.

Cálmate mi amor

Carlos Gutiérrez @Nudo_Gordiano_

El hostigamiento, la violencia y los secuestros en contra de las mujeres lamentablemente no es una novedad. Tampoco resulta una nueva ola de violencia atípica lo que se vive diariamente. Los constantes actos de delincuencia impune de este país resultan en uno de los principales problemas ante la inminente castración social que reduce la libertad y trasmina la indiferencia colectiva e institucional.

“Cálmate mi amor” comenzó como una nueva estrategia de tentativa de secuestro a finales de septiembre de 2018, la cual involucra un montaje entre el(los) perpetrador(es) basado en una dinámica interpersonal de una pareja en pleno conflicto “porque eso es normal”. Al igual que en cada amago perpetrado se pretende establecer una relación de sometimiento y opresión. Sin embargo, este fenómeno ha sido avivado en los últimos meses bajo diferentes enfoques que extrapolan las opiniones ante la poca claridad en el seguimiento de denuncias y los testimonios que han cobrado relevancia desde las redes sociales:

Teorías conspirativas

Se recupera la problemática como un ancla en contra de las buenas acciones que está llevando a cabo el gobierno en turno, es “encontrar el frijol en el arroz”. Esta ola de violencia no es más que una tendencia por sabotear el desempeño del gobierno y minimizar las acciones que están cobrando relevancia en el país.

Si bien el entramado social y político se encuentra en momentos de fragmentación y replanteamiento de objetivos, no existe evidencia alguna para identificar una campaña de desprestigio por medio de un acto de genocidio y crimen de Estado -en términos de Marcela Lagarde- como el que viven las mujeres a lo largo del país. ¿Cuál sería el beneficio de imprimir mayor miedo y caos ante un problema transversal y transexenal?

La teatralización de la violencia

La normalización de la violencia en parejas y relaciones interpersonales ha permitido abrir un umbral de “correcciones privadas” que son vistas con regularidad y, por tanto, comunes, aceptables, congruentes con el perfil de sumisión. Resulta cotidiano ver por las calles a parejas discutiendo, personas alcanzando a su pareja para continuar el altercado y aclararlo con la frágil promesa de que todo cambiará. Este montaje recurre a la identificación de ideas colectivas sobre las rabietas femeninas y la invaluable indulgencia masculina; la culpa es femenina y el perdón masculino.

De acuerdo con las últimas estadísticas del INEGI en materia de violencia contra la mujer, 19.1 millones de mujeres han declarado enfrentar violencia por parte de su esposo o novio, siendo el 64% de los casos una violencia severa y muy severa en términos económicos, físicos, emocionales y sexuales. De esta manera, los actos no sólo son intramuros, sino cotidianos, públicos y reconocidos como parte de nuestra cultura a modo de novela urbana; se recurre a la maña para una agresión física y/o verbal.

Apropiación de espacios

“Tomé un taxi en la disque base de taxis del metro observatorio, con dirección a mi domicilio Olivar del conde. A los 5 minutos de haber abordado el taxi, el chófer comenzó a tocar mi pierna y a decirme que me fuera con él a su pueblo. Era un hombre aproximadamente cómo de 50 años, gordo y canoso. Le dije que me bajara y vi que los seguros del coche estaban rotos, entonces sentí mucho miedo, y le hablé a mi papá, pero no me contestó. Pero yo disimulé que sí hablaba con él. Entonces le dije al señor que ya me bajara y aceleró más, le dije que le envié la ubicación a mi papá y venía en busca de mí. Me pegó y me abrió la puerta súper enojado. Gracias a Dios que me dejó ir.” Serendipia Data 2018-08-12

El choque entre la defensa de espacios públicos y la adaptación de espacios privados como refugios han presentado un nuevo enfoque basado en un ciclo reactivo más que preventivo. Por un lado, activistas como Sandra Barrón, Dana Corres y Alejandra Padilla de Serendipia Data, elaboraron una base de datos colaborativa para mapear los lugares y las circunstancias en que se están registrando estos delitos, que abarcan también al Estado de México. Entre los hallazgos:

  • Los horarios de mayor incidencia son de 2 a 3 de la tarde y de 8 a 9 de la noche.
  • En casi 20% de los casos hay tres o más agresores involucrados.
  • Como resultado de la agresión, las víctimas reciben desde rasguños, golpes, fracturas e incluso fueron violadas.
  • De las 131 denuncias públicas recabadas por Serendipia Data, el 97% no procedieron como denuncia por falta de testigos, por la ubicación, por inexistencia de delito, por no devolver la llamada.
  • Los casos se concentran en las colonias San Miguel, Centro, Buenavista, El Rosario, Daniel Garza, Ciudad Universitaria, Juárez, Portales Sur, Campestre Churubusco, Insurgentes Mixcoac, Sevilla y Roma Sur, entre otras.

Por otro lado, los establecimientos y locales han generado códigos de seguridad y espacios de acceso resguardado para toda mujer que se sienta amenazada o en una posición de vulnerabilidad. Sin embargo, esta postura recae en el hecho del vacío institucional y jurídico al momento de tomar parte en un caso y darle seguimiento a un delito. Se rebasa la delgada línea que existe en la proactividad y la discrecionalidad.

Denuncia y Defensa con proteccionismo sutil

La vulnerabilidad es un elemento apreciativo. Ante la ineficiencia de los operativos y la reducida lista de procesos abiertos ante las autoridades correspondientes, la denuncia se ha convertido en una demanda digital, que no siempre cuenta con rostros, sino con historias y recomendaciones las cuales muchas veces son viralizadas y sometidas a escrutinio y juicios de valor. Las recomendaciones apelan a la necesidad de arriesgarse aún más frente al agresor o recurrir a una vestimenta apropiada, horarios restringidos y un cambio al estilo de vida, lo cual sugiere que es más fácil cambiar hábitos como persona que conductas nocivas como sociedad.

¿Será viable seguir con el discurso de las masculinidades protectoras? O corresponde la llegada de un nuevo proceso de resignificación a partir de las feminidades libres y autogestoras. Hasta el momento, esta muestra deja claro que, ante la inacción del Estado, queda la autodefensa.

¿Qué hay de un modelo preventivo?

Los enfoques anteriores plasman un ciclo de violencia que trata de ser combatido por medio de acciones colectivas, pero ninguna se concentra en programas o estrategias integrales de prevención y educación, persisten los siguientes ejes:

  • Normalización: La agresión es justificada, es la autorización social para ejercer una violación a los derechos y la integridad de la mujer.
  • Revictimización: Desgaste físico y emocional al momento de levantar una denuncia. No sólo es víctima del agresor, es víctima del procedimiento de las propias autoridades.
  • Impunidad: La ausencia de un castigo o proceso condenatorio.
  • Invisibilidad: pautas culturales y patrones de violencia normalizados que fomentan la marginación de la persona por parte de la sociedad misma, incluso por parte de las autoridades.
  • Ultraje: el acto mismo de atentar contra la integridad de una persona.
  • Robo: acto complementario o paralelo de quitar pertenencias.

Sin embargo, ¿cuáles han sido los planteamientos en términos de educación, buscando una formación heurística que contemple un seguimiento psicosocial para comprender cómo hemos cambiado como sociedad? ¿Cómo elaborar una cosmovisión basada en la equidad y la ausencia de resentimiento de género y de qué manera nos hemos adaptado al contexto que por años ha mostrado que defender es destino y huir es consecuencia?

Hasta el momento han sido nulas las propuestas de una perspectiva urbana de vigilancia, control y refuerzo como el modelo de Prevención del Delito a través del Diseño Ambiental o CPTED (Crime Prevention Through Environmental Design) que busca recuperar espacios urbanos y limitar los alcances de actos delictivos donde los toques de quedan son arcaicos y debilitan la consolidación de una sociedad desgastada.

Al finalizar este texto han comenzado los arrestos, los operativos en los servicios de transporte colectivo y los nuevos enfoques por verbalizar digitalmente las denuncias que no tienen un fin vinculatorio ante autoridades. Es preciso identificar los elementos que, como sociedad, nos han envuelto en una dinámica de sumisión, autodefensa, jerarquización y violencia.

El tiempo corre…

Relación AMLO y los medios de comunicación en Agenda Pública

Como todos los domingos, Claudio Flores Thomas fue parte de la mesa de coyuntura junto a Rafael Cardona y Javier Tejado para analizar la relación que está teniendo el gobierno con los medios y la opinión pública.

El presidente pierde la capacidad de controlar la agenda derivado de acciones específicas del propio Gobierno Federal, los medios reflejan eventos que están ahí.

Estamos viendo un anticipo de que empieza a cambiar la lógica, seguimos en la luna de miel, pero empezamos a ver cosas que hacen que se pierda el control en la 4T y eso va a abrir frentes.

La cuarta transformación y el presidente van a tener que saber como lidiar con los errores, no se pueden considerar perfectos y a prueba de errores.

Estamos viendo una cuarta transformación poco susceptible de reconocer sus propios errores, en una democracia los medios y los ciudadanos señalan los errores de los gobernantes.

Tenemos que tener claro que cuando el presidente castiga, activa una corriente de opinión y ataques a esas figuras.

Los periodistas que cuestionan al presidente están recibiendo una cantidad industrial de ataques, eso no le hace bien a una democracia y a un país.

Revive el programa y participa con nosotros.

La alta aprobación de AMLO en Agenda Pública

Como todos los domingos, Claudio Flores Thomas fue parte de la mesa de análisis en Agenda Pública con Mario Campos, en esta ocasión estuvieron acompañados por Rafael Cardona y Javier Tejado.

Parece que la solicitud del Gobierno Federal de tener paciencia y confianza, están dando una señal de cambio y está teniendo una buena recepción.

Estamos encontrando dos narrativas sobre la 4T, la de la opinión pública que está apoyando el combate al huachicol, la reacción ante los bloqueos de la CNTE, etc,  y está viendo con buenos ojos todas las acciones realizadas.

La otra narrativa es la de la opinión publicada, la que analiza y la que hacemos en los medios, que parece que no está entendiendo algo que está entendiendo la ciudadanía.

Hoy 2 millones de personas viendo las conferencias mañaneras del Andrés Manuel López Obrador en las distintas redes sociales, lo que hace que hace que se salten a los medios de comunicación.

Sus conferencias son contraintuitivas, AMLO maneja entre 60 y 70, duran entre una y dos horas, es una novedad en las estrategias comunicacionales a las que estábamos acostumbrados.

Parecería que la 4T divide al mundo en dos, amigos-enemigos, conmigo-contra mí; pero hay una en medio que aprueban y desaprueban cosas distintas del gobierno federal y que tiene una posición no de bloque.

Estamos en un gobierno muy maduro, muy grande en edad, que propone una moral para todos.

Revive el programa y participa con nosotros.

Mamás Millennials

Descubre como son las mamás millennials en esta infografía realizada por Lexia.

Investigación realizada por LEXIA Insights & Solutions para el artículo “Mamás Millennials ” de la revista BB Mundo.

Panel online 808 casos entre 18 y 45 años, 593 mamás millennials y 215 no millennials.