Hace 10 años vio la luz nuestro estudio: “Los Niños y su Mundo” (en esa primera edición se llamó “Los Niños y la Moda”) llevado a cabo mediante una de nuestras más importantes e innovadoras herramientas propietarias, el Emociorama®, especialmente concebida para hacer investigación con niños. Ese día inició nuestra historia con Bimbo que continúa hasta hoy.

Triki Trakes, Polvorones, Barritas, Suavicremas, Platívolos, Lors… Choco Roles, Pingüinos, Submarinos… incluso Choco Torro y Dálmata… con todas esas marcas emblemáticas de la infancia mexicana, el universo Marinela, hemos tenido el honor de trabajar. Para ilustrar esta galaxia de emociones, vienen a nosotros dos historias. Con Principe buscamos comprender las nuevas formas de cortejo y noviazgo en los jóvenes y adolescentes para renovar la comunicación de la marca y para hacer una de sus primeras campañas virales (todo por una bufanda...) o cuando ayudamos a rediseñar al tierno Gansito, entonces pocos podíamos imaginar que la caricatura pudiera convertirse en el gansito real actual, ¡y sin ropa! No en vano, una foto con el Gansito el día que nació tiene un lugar privilegiado en nuestras oficinas.

Y otras historias más: La campaña de Pan Blanco Bimbo de “+ Leche” con Messi, las galletas Panditas, la innovación de Bimbo Thins, el desarrollo de Lonchibón o la creación del nuevo personaje de Tía Rosa han sido sin duda proyectos que han tenido impacto en el mercado.

Muchos años, muchas marcas… muchas sonrisas y muchas más por construir.

Historias de éxito