El mundo de los 40 millones de niños y niñas mexicanas, sus miedos, sueños, expectativas, desarrollo y vida cotidiana están presentes en nuestras actividades desde el año 2006 cuando iniciamos nuestra colaboración con Papalote Museo del Niño a través de nuestra fuente sindicada Los Niños y su Mundo®.

En esta aventura hemos ido aprendiendo el lado luminoso de la infancia, pero también hemos detectado las amenazas que le acechan. Observando cómo la infancia ha estado siendo empujada a una adultez temprana, cómo los miedos de los niños han ido materializándose en la violencia e inseguridad del país y cómo la alimentación en ocasiones es enmarcada más como un tema de muerte y enfermedad que de nutrición y vida derivado del incremento en casos de bulimia y anorexia exacerbada por una comunicación equivocada que pone sobre los hombros de los niños la responsabilidad de salvar al mundo.

Al descubrir insights y brindar una consultoría experta nos hemos sumado a la cruzada de Papalote Museo del Niño para mejorar la vida de miles de niños mexicanos y sus familias. Este extenso aprendizaje ha aterrizado en soluciones concretas en sus instalaciones y actividades interactivas como espacio enfocado a generar aprendizajes significativos en las más de 700 mil personas, especialmente niños que lo visitan cada año (1).

Hoy apoyamos la renovación de contenidos del museo aportando para que se mantenga como un espacio actualizado que incorpore los nuevos desafíos de la sociedad mexicana y sea relevante para aprender jugando en familia. En este sentido estamos asesorando la importante transformación del museo cuyas obras iniciaron el año 2014 y finalizarán en el 2016.

Filantrofilia (primera calificadora social en Latinoamérica) señala que por cada peso donado al programa PAPALOTE para TODOS se generan $2.44 pesos de beneficio a la sociedad mexicana en el transcurso de un año.

Notas

  1. Informes anuales. Papalote Museo del Niño. México, 2016

Historias de éxito