¿Qué sabemos y qué desconocemos los mexicanos del abuso sexual infantil?

En el marco del DÍA NACIONAL CONTRA EL ABUSO SEXUAL INFANTIL y previo a su conmemoración el próximo 19 de noviembre, la organización no gubernamental GUARDIANES presentó el informe “Percepción del abuso sexual infantil en México”, un estudio comparativo al realizado en 2016 en el mismo sentido.

La presentación se realizó en el Museo Papalote de Niño y fue realizada por Rosario Alfaro de Guardianes, Aline Ross, socia y directora de LEXIA, José Daniel Pérez de Netquest y como invitada de lujo, Karla Iberia Sánchez. 

El estudio fue un trabajo en conjunto entre GUARDIANES, LEXIA Insights & Solutions y Netquest. 

“Por primera vez tenemos un estudio COMPARATIVO que nos permite saber cómo se está comportando el tema del abuso en México. Para todos nosotros era particularmente importante saber cómo se había comportado el tema en estos últimos años porque han sido años de una extraordinaria cobertura mediática sobre el abuso infantil. Todos los aquí presentes hemos escuchados las historias sobre kinders, escuelas, denuncias de abuso en diferentes partes del mundo que han hecho que se hable del tema como pocas veces lo habíamos visto”, explicó Rosario Alfaro, directora de Guardianes.

El desconocimiento de las causas y características del abuso infantil, el silencio de quien lo ha vivido, y la falta de una cultura de la prevención, son tres variables que se desprendieron de la primera encuesta realizada en línea en 2016 por las empresas Lexia Insights & Solutions y Netquest, cuyo objetivo era entender mejor por qué México tiene niveles tan altos de abuso infantil y qué debía hacerse para tener una mejor respuesta de la sociedad y, sobre todo, un mejor impacto en niños y niñas.

“Dos años después llegamos a este nuevo estudio con la gran pregunta: ¿qué cambió?, ¿tener mayor visibilidad tuvo algún efecto?, ¿el trabajo, no solo de Guardianes, sino de todas las organizaciones que manejan este tema ha tenido un efecto real? La respuesta, es que SI, sí ha habido cambios y hay 3 que nos parecen particularmente significativos, y que tienen que ver con una mayor comprensión del abuso sexual infantil”, destacó Alfaro.

LAS BUENAS NOTICIAS

En 2016, 49% de los mexicanos consideraba que el principal agresor sexual de niños y niñas era un extraño cuando en realidad el 80% de los agresores son los familiares directos: padre, abuelo, tío, hermano.

Hoy, esta cifra ha disminuido y sólo 40% lo cree así, es decir hay más conciencia de que los familiares cercanos son quienes abusan en primera instancia de niñas, niños y adolescentes.

Mientras que hace 2 años se consideraba a la VIOLACIÓN (penetración) como la principal forma de abuso infantil, hoy los mexicanos reconocen otras formas de abuso con repercusiones similares como tocamientos a niños y niñas (74% al 78%), sexo oral o tocamientos al agresor (69% a 73%), masturbación, (58% a 66%) pornografía (61% a 63%).

Otro dato importante por resaltar es que la calle era, en opinión de hombres y mujeres (37%), el principal lugar de riesgo para niños y niñas, sin embargo, hoy podemos hablar de que 6 de cada 10 mexicanos tiene mayor conciencia de que el abuso puede ocurrir en cualquier lugar, especialmente en casa.

LOS FOCOS ROJOS

Tener una baja autoestima es uno de los principales factores de riesgo para niños y niñas cuando hablamos de abuso sexual infantil. Sin embargo, en la medición anterior, sólo 38% los encuestados lo consideró así. En 2018 este porcentaje disminuyo alarmantemente a 32% en opinión de la directora de Guardianes.

“Descubrimos que lamentablemente no hemos entendido que LA AUTOESTIMA y EL BUEN TRATO son elementos que determinan la capacidad de niños y niñas de hacer frente a un entorno de riesgos.

Sabemos que por sí solas LA AUTOESTIMA Y EL BUEN TRATO difícilmente pueden detener un acto violento, pero como hemos señalado a lo largo de los años el abuso infantil se presenta en entornos de poder, control, de seducción y no necesariamente violentos”.

Por ello resulta preocupante que de la mano de esta disminución en la importancia de fortalecer la autoestima de niños y niñas haya aumentado de 24% a 38% el uso de gritos y regaños, del 6 al 10% la violencia física como nalgadas, y del 5% al 7% los coscorrones y manazos como medidas para corregir su comportamiento.

LAS CONSISTENCIAS

De forma consistente con el ejercicio realizado en 2016, 7 de cada 100 adultos encuestados reveló haber sufrido abuso sexual en la infancia mientras que 1 de cada 10 aseguró conocer casos de abuso infantil en la familia, niveles significativos para un estudio de este tipo que ayudan a entender los primeros lugares en abuso infantil que ocupa México entre los países de la OCDE y que hablan de una realidad que, aunque ocurre cotidianamente, es evadida o callada por años.

El estudio comparativo “Percepción del abuso sexual infantil en México” servirá como una herramienta para fortalecer la cultura de la prevención, “porque el abuso sexual infantil es evitable, si aprendemos, difundimos y fortalecemos la confianza de nuestros niñas y niñas brindándoles herramientas y habilidades para su autocuidado y sano desarrollo”, concluyó Rosario Alfaro.

Conoce el estudio completo aquí:

Percepción Abuso Sexual Infantil 2018 de Guardianes de LEXIA Insights & Solutions