10 Insights de las mamás mexicanas que trabajan.

Nuestra socia, Rosario Zavala, estuvo presente en el programa, Así las Cosas con Gabriela Warkentin y Javier Risco para presentar los 10 insights de las mamás mexicanas que trabajan.

Un trabajo que se hizo en el Comité de Igualdad, con la participación de 8 agencias: AAGA MARKETING, DINAMIA, HR Media, Isopomer, LEXIA Insights & Solutions, MARES Consumer Intelligence, Segmentos-Research, Target Consulting.

Seleccionamos insights específicamente que tocan a madres mexicanas que trabajan:

1- Trabajan gratis: 2/3 partes del trabajo que realizan las mujeres no es remunerado (ONU). Sobre todo, en las labores domésticas que son vistas como un rol asignado a su género. En promedio, las mujeres laboran 74.4 horas, 50 de las cuales las destinan a trabajos no remunerados, como el cuidado del hogar y de personas El trabajo no remunerado que realizan las mujeres en México representa 23% del Producto Interno Bruto (PIB).

2- Estiran el gasto: en las esferas laborales y cargos públicos a las mujeres les dejan la responsabilidad del “buen cuidado del dinero”, que más que una virtud termina siendo una obligación social que debe cumplir.

A las mujeres se les atribuye una mayor responsabilidad de ahorro y administración de los recursos que la que se le espera o exige al hombre, ya que se les atribuyen características actitudinales como[1]:

  • Mayor compromiso
  • Organización 
  • Imparcialidad
  • Mejor cumplimiento de reglas

3- Deben reprimir sus emociones: al asignarles el rol de conciliadoras y “amables”, se facilita la estigmatización y, por lo tanto, son receptoras de los juicios. Se exige que las mujeres tengan bajo control sus emociones (en particular el enojo y la molestia), de lo contrario se facilita su estigmatización como la mujer histérica, neurótica, mandona, malquerida, etc.

4- Favorecen la participación del hombre en el cuidado del hogar: Al salir al trabajo, cuando se trata de una familia nuclear heterosexual, los hombres, por la necesidad de los horarios y actividades, deben incrementar su participación en el cuidado de los hijos y del hogar. La paternidad activa es muy relevante para las mamás mexicanas, pues reconocen que el padre es indispensable en el cuidado de sus hijos:

  • 8 de cada 10 madres mexicanas tienen pareja y prácticamente en la totalidad (95%) consideran Demasiado o Muy Importante el involucramiento del Padre en el cuidado de sus hijos[2]

5- Quieren seguir aprendiendo: Al tener mayores recursos económicos, las familias en las que las madres trabajan pueden destinar tales recursos a escuelas particulares, clases extracurriculares y consumo cultural como literatura, teatro, paseos y/o viajes

54% de las mujeres que son mamás y trabajan de tiempo completo, realizan alguna actividad didáctica:

  • 20% Leer (vs 5% mujeres que son amas de casa)
    • 51% Toman alguna clase / curso (vs 33% mujeres que son amas de casa) [3]

6- Se cuidan para sentirse bien: Se está rompiendo el código cultural de la mujer mexicana que era “primero mi familia y luego yo”. Aunque es una realidad que esto sigue prevaleciendo, entre las mujeres que trabajan, existe la idea de que también ellas deben estar saludables y sentirse bien, para así poder cuidar adecuadamente a su familia.

7- Tienen un dilema: ¿ser mamá o crecer en el trabajo?: La maternidad es un gran dilema para las mujeres que trabajan. Cada vez se está prolongando más el tiempo de espera para tener el primer hijo. Sin embargo, la gran preocupación es no tardarse demasiado, pues sienten que van “contra el reloj biológico”. Ser madre o profesionista, sigue siendo el dilema.de quitarle su puesto de trabajo…” (Conversación en Twitter en torno a una mujer a la que se le atribuye menopausia)

8- Se sienten mal si no comparten: Hacer algo para ellas mismas, sobre todo en cuanto a consumo y uso del dinero que ganan, es un evento que les genera culpa, pues los mandatos culturales de maternidad (¡aun cuando no sean madres!) pesan diciéndoles que deben compartir con su familia. Estar sola o disfrutar cosas sola, todavía es un desafío para las mujeres que trabajan en México.

9- Terminan complaciendo: A pesar de ser mujeres que también priorizan su propio bienestar, cuando se trata de convivir, algunas veces sacrifican sus propios gustos, o bien, asumen como propios los gustos de sus parejas, hijos, familiares o amigos, sobre todo si se trata de decisiones de paseos, cine o viajes de vacaciones.

10- Viven su maternidad como castigo: “fuera de lugar”: Al tener asignados los valores de maternidad y cuidado del hogar, una mujer que trabaja y es madre tiene en contra un sistema cultural. No existen políticas que favorezcan que la maternidad y la vida laboral compaginen. En algún punto, se debe decidir “dar prioridad a uno u otro”. Por ejemplo, no existen espacios adecuados de lactancia en la gran mayoría de las empresas, tampoco se respetan los tiempos de maternidad, los horarios suelen ser poco flexibles para atender contingencias familiares. Al no estar plenamente en su hogar como madres, los entornos laborales se encargan de recordarles que no están en el lugar correcto y que, si no quieren esas dificultades, regresen a sus casas.

¿Qué se puede hacer?

Las organizaciones y empresas tienen la posibilidad de generar normas y políticas que favorezcan las condiciones de igualdad y equidad para sus colaboradores. Acciones concretas que ayudan a ello:

  1. Eliminar brecha salarial.
  2. Implementación de esquemas flexibles y home office para todas y todos
  3. Apoyos para mamás y papás (por ejemplo: permisos de maternidad y paternidad; días “económicos” para atender alguna situación con sus hijos)
  4. Dar contratos de trabajo a todas y todos.
  5. Garantizar la seguridad social a todas y todos.
  6. Crear sus propios sistemas de estancia infantil para eventualidades o necesidades extraordinarias para (días de consejo técnico en las escuelas de los hijos, otros días feriados en las escuelas, etcétera).

[1] Banco de Insights. (2018). México: Lexia Insights & Solutions.

[2] Tendencias de maternidad en México. (2018). México: Lexia Insights & Solutions.

[3] Ídem

Vuelve a escuchar el programa y participa con nosotros.