Después de la tormenta de goles y votos

* Este texto se publicó originalmente el 10 de Julio de 2018 en El Blog de LEXIA de Animal Político.

 

Por: Izaro Diez

La tormenta, como bien sabían los Mayas, anuncia tiempos de profunda activación y transformación proclamando la llegada de grandes cambios. La tormenta nos arrastra hasta el subsuelo, nos empuja al vacío, altera nuestro orden establecido, desafía y cuestiona viejos esquemas y patrones con el objetivo de que reflexionemos, tomemos conciencia y avancemos hacia un futuro mejor.

Hemos vivido unos meses en los que la tormenta se ha hecho presente en diferentes manifestaciones.

No hay duda de que las elecciones federales han marcado la pauta de este último semestre, polarizando el país entre partidarios y detractores de uno u otro candidato, pero sobre todo movilizando a ciudadanos y ciudadanas que han decidido dejar de ser meros espectadores para tomar las riendas de su presente y futuro y convertirse en agentes de cambio, ese cambio que llevan mucho tiempo demandando.

El 1 de Julio los mexicanos proclamaron presidente de la República por mayoría al eterno aspirante al frente de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, después de una sangrienta campaña electoral que ha dejado en estos últimos 9 meses más de 100 asesinatos de candidatos, pre candidatos, aspirantes, ex funcionarios, líderes de partidos y servidores públicos.

El Movimiento de Regeneración Nacional ha sido el único partido capaz de capitalizar el hartazgo y hastío de los ciudadanos generado, entre otras razones, por una situación social profundamente desigual, elitista y racista que se divide entre quienes velan por prolongar este sistema que privilegia a unos sobre otros y entre quienes desean dejar de hacerlo.

Esta tormenta se ha expresado también a través de uno de los eventos más populares que se desarrolló de manera simultánea a las elecciones presidenciales. La Copa Mundial de Rusia 2018 nos ha hecho ser nuevamente testigos de la sexualización y discriminación de las mujeres en el campo de los deportes.

A medida que las campañas electorales se acercaban a su fin, arrancó el mundial de futbol, el gran acontecimiento colectivo y social de este semestre, especialmente relevante y seguido en México. Y pese a que a estas alturas imagináramos imposible que algo pudiera sorprendernos, la marca de lencería Vicky Form lo consiguió lanzando días antes de que comenzara el evento deportivo su comercial Siente el juego. Un spot en el que, utilizando como contexto el número de parejas que se rompen cada año a causa del fútbol, presenta como solución un panty para mujeres que vibra a partir de la intensidad que va alcanzando el partido. De este modo, tanto hombres como mujeres disfrutarían por igual del fútbol… toda una suerte, pues ambos saldrían ganando. Este comercial que sexualiza a la mujer, parte de la premisa de que el futbol es un deporte hecho exclusivamente por y para los hombres.

No obstante, este fue solo el inicio de un sinfín de hechos machistas que se han ido sucediendo durante el mundial de fútbol.

Y yo me pregunto, ¿por qué sigue siendo el deporte un campo dirigido principalmente al género masculino? ¿Es que las mujeres no practicamos deporte? ¿O es que hay algo genético que nos impide disfrutar de un partido de fútbol? Por más que lo intento, no logro responder ninguna de estas preguntas.

Otra de las noticias más sonadas del mundial y que más debería de preocuparnos como sociedad tiene que ver con los múltiples casos de acoso que han sufrido las periodistas que cubrieron el evento deportivo. Periodistas que fueron besadas, agredidas verbalmente e incluso acosadas físicamente mientras realizaban su trabajo. Estos hechos desafortunadamente no fueron aislados, por lo que se ha sometido nuevamente al debate público el acoso al que se enfrentan las periodistas deportivas y la ausencia de respeto y sensibilidad de quienes efectúan tales acciones, así como de quienes las presencian y no las denuncian. En este contexto de desigualdad y estereotipos de género en el periodismo deportivo, nació Versus México, una organización no gubernamental impulsada entre otras por la periodista deportiva Marion Reimers, que busca fomentar debates sobre la discriminación de género, clase y raza con el objetivo de mejorar los contenidos en el periodismo deportivo denunciando públicamente los ataques, agresiones, acoso y amenazas en redes sociales a los que se someten diario las periodistas deportivas.

Pero aquí no termina todo. #MundialSinSexismo o #HeForShe fueron algunos de los hashtags que surgieron a raíz de los engaños, burlas y denigraciones sexistas cometidas por hombres latinoamericanos a mujeres rusas durante este mundial 2018. Hombres y mujeres de todo el mundo expresaron su repudio ante estos hechos y la ONU Mujeres lanzó un comunicado en el que se sumaban a este sentir e invitaban a través de su cuenta de Twitter a disfrutar de un mundial sin sexismo ni violencia contra las mujeres. “En medio de un momento histórico para los movimientos feministas y de mujeres de América Latina, esta Copa del Mundo es también una oportunidad para que cada vez más hombres de todas las nacionalidades comprometidos con la igualdad expresen masculinidades libres de violencia y discriminación”.

En el último mes las tormentas han llegado a nuestras vidas también en su forma más literal, de la mano de la temporada de lluvias con su efecto purificador y de limpieza. La lluvia anuncia el nacimiento y regenera.

Dicen que después de la tormenta siempre llega la calma…

¿Habrá llegado entonces el momento de que cambiemos estos patrones de comportamiento? ¿será el momento de que dejemos de ver a hombres y a mujeres como seres diferentes y opuestos y comencemos a ver las personas que realmente somos? ¿de que valoremos y respetemos el trabajo de uno en función de sus capacidades en vez de hacerlo en función de su sexo?

Por lo pronto, el nuevo gobierno encabezado por López Obrador va a ser el primer gobierno en la historia de México con paridad de género compuesto por un equipo de 8 mujeres y 8 hombres, Claudia Sheinbaum se proclamó como la primera mujer Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y Olga Sanchez Cordero primera mujer Secretaria de Gobernación.

Además, en este mundial también se consiguieron pequeños avances en cuanto a igualdad y es que ha sido la primera Copa del Mundo con mayor numero de corresponsales mujeres de la historia y por primera vez en 39 años las mujeres iraníes pudieron entrar a un estadio a disfrutar de un partido de futbol.

¿Será que ya llegó el momento de que trabajemos colectivamente y unamos fuerzas en pro del país que siempre soñamos pero que no acaba de llegar? ¿conseguiremos esta vez pasar página, dejar de lado rencores, odio y tanta desconfianza?

Se abre un nuevo capítulo en la historia de México y con ello la oportunidad de que construyamos entre todos ese México posible, ese México que nos ha quedado a deber y que nos parece que no termina de despegar.

Se abre un nuevo capítulo en el que tendremos en nuestras manos la posibilidad de atenuar esas diferencias sociales que tanto dividen a los y las mexicanas. Porque después de la tormenta llega la calma, pero está en nuestras manos que perdure o arrase de nuevo con todo. En este nuevo capítulo de la historia, les invito a que asumamos la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos en él.