Fenómeno Social del Mes- This is America: Cada quien ve lo que sabe.

 

 

El tema es la raza:

Raza: Cada uno de los grupos en que se subdividen algunas especies biológicas y cuyos caracteres diferenciales se perpetúan por herencia.

Racismo: Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que suele motivar la discriminación o persecución de otro u otros con los que convive.

(RAE)

Por Roberto Lozano

El video This is America de Childish Gambino, superando las 180 millones de vistas y las que se acumulen, pone en la discusión una problemática nada nueva, el racismo en la sociedad norteamericana, pero lo hace con una fórmula inédita: una combinación de efectos mediáticos, el discurso de odio de la administración Trump, globalización, industria del entretenimiento y rap.

Se trata de la raza, un asunto instalado plenamente en la escena global: Siria, los migrantes mexicanos y centroamericanos hacia Estados Unidos, El Brexit… Todos ellos son eventos que tienen de trasfondo una diferencia racial que resulta en poner barreras para ciertos grupos étnicos.

Para bien o para mal, a favor o en contra de argumentos que toman la raza como diferencia que denota inferioridad en algún sentido, como sea, hablar de la raza está en el entorno mediático global.

Y en esta ocasión no es un político, un colectivo, o una representación de derechos humanos quien lanza la bomba: el rapero dispara, una tras otra, una serie de imágenes con una alta carga simbólica: la escena de inicio muestra cómo Gambino toma un arma y le dispara en la cabeza a un hombre con la cabeza cubierta. El arma la retira en un pañuelo rojo un chico negro, mientras al cuerpo se le arrastra fuera de escena. Canto, baile, gestos que envían un mensaje desde una conciencia de raza, negra, diferenciada en el discurso y las prácticas del sistema norteamericano.

Cualquiera que sea la interpretación que se le dé, el lenguaje visual impacta en sí mismo a una audiencia (global) que en primera instancia tiene que recurrir a sus códigos propios para darle sentido. Cada quien ve lo que sabe.

Si es un asunto de símbolos, ¿Podemos hablar de símbolos universales? Tan universal como lo es el propio racismo ¿Sus lógicas y prácticas lo serán? Se antoja fácil responder afirmativamente, pero la respuesta requiere poner un poco más de atención en los códigos locales:

Para leer this is America, México entre Trump y la sociedad de castas

Particularmente en México, tomando en cuenta el humor social actual generado por Donald Trump por un lado, y por el otro también la herencia cultural del sistema de castas en el que las diferencias étnicas y de clase social han creado históricamente cercos definidos entre unas y otras. Si vemos cómo la mexicana es una sociedad profundamente racista, nuestro lenguaje evidencia cómo reproducimos el desdén a la diferencia: indio, naco, gata… Mirar despectivamente, agredir verbalmente, intimidar, asesinar; todas conocidas e integradas al racismo que ejercemos cotidianamente.

Desde esta consideración ¿Cómo leemos un mensaje como el de This is America? ¿En qué nos es pertinente? Si nuestro propio racismo es padecido por los indígenas mexicanos o por los migrantes centroamericanos que sufren la pesadilla de pasar por México en su anhelo de llegar a Estados Unidos ¿Deberíamos identificarnos o incomodarnos con el video de Gambino?

La suposición de símbolos universales que sirvan para señalar la discriminación y denunciar sus efectos brutales y vigentes, también supondría que es posible la existencia de “empatías universales” que sumen a una ética global para afrontar al racismo. Un mensaje de impacto mundial como el de Childish Gambino viene no sólo a llamar la atención sobre el problema, sino que también evidencia el potencial y alcance de los sistemas de comunicación para influir e impactar en el pensamiento y en la conciencia de las audiencias globales.