Guerra de Narrativas- Post-choque en Reforma

Como todos los lunes nuestro Vicepresidente, Claudio Flores Thomas, presentó su Guerra de Narrativas en Agenda Pública en esta ocasión con Raúl Rodríguez en ella abordó el tema del accidente en Reforma y las múltiples narrativas que han existido en torno a él.

Varias son las historias que existen en torno al accidente del BMW, es un caso que ha tenido impacto en más de un sentido, combina dos cosas: Una gran visualidad con videos, fotos, imágenes y una gran cobertura y por la otra parte conecta con una narrativa muy instalada en la opinión pública por la crisis que existe en la impartición de justicia.

Una de las narrativas es la de la culpa y el castigo, de alguna manera la del México de siempre como el dicho popular, se ahogó el niño ahora tapar el pozo como lo que sucede con el contador de velocidad que se instaló en el lugar del accidente.

También salió la narrativa machista que castiga a Karla Saldaña por haber salido son su marido que refleja la moralidad mexicana. Se castigó a una mujer que decidió salir a tomar unas copas con unos amigos.

Continuando con las narrativas también está el sobreviviente como el gran culpable que evidentemente lo es a pesar de las acciones legales que han presentado sus abogados. Es una persona que venía en estado de ebriedad y con varias horas de fiesta.

Del otro lado tenemos una narrativa diferente con un México en transformación que nos habla de un país más preventivo, autocrítico y reflexivo. Tiene que ver con el asunto de que el gobierno no es tu papá, está bien que haya límites.

Se empezaron a repartir culpas como al Valet Parking que le otorgó las llaves al conductor a pesar de su estado inconveniente, debería haber un mecanismo legal para evitarlo.Evidentemente hay irresponsabilidad en el grupo, por subirse a un auto con una persona que probablemente iba borracha.

Se debe deslindar responsabilidades, ¿Qué se puede hacer para evitar eso en futuras ocasiones? Hay distintas iniciativas como la que los autos de lujo que alcanzan altas velocidades tengan gobernadores.

Tenemos que entender que lo que está pasando con este coche está ilustrando como está México, va a ser un caso excepcional, es muy probable que haya justicia, pero más por el seguimiento mediático que por los organismos de justicia del país.

La irritación que está existiendo en torno a este tema viene en torno a la posibilidad de impunidad, Si Carlos Villuendas hubiera salido, explotaría más irritación.

Son excepcionales estos casos donde parece que tenemos que rezarle a un santo para obtener justicia. Cuando se logra son pequeños rayos de luz en un escenario muy nublado marcado por la impunidad y la corrupción; situación de la cual estamos cansados. Pareciera que se instala en México esta narrativa de portarse bien es de tontos.

Revive la Guerra de Narrativas de este día y participa con nosotros en @LexiaGlobal, @ClaudioFloresT y @Foro_Tv.