Guerra de Narrativas, PRI ¿Proyecto fallido o renovación?

Como cada lunes nuestro vicepresidente, Claudio Flores Thomas, presentó su Guerra de Narrativas en Agenda Pública con Mario Campos. En esta ocasión preparó un análisis sobre el PRI y su llamada renovación.

Muchas veces se considera que el PRI en su comportamiento en homogéneo, es sólido es monolítico, pero no es cierto. Estamos viendo un PRI que se encamina a una asamblea el 12 de Agosto para definir que papel va jugar el PRI en las siguientes elecciones.

El tema que divide al partido es si se le va dar continuidad al grupo de priístas destacados que llevan el control a través de la dirección de Ochoa Reza, la gran discusión son las características que debe cumplir el candidato a la presidencia del 2018.

Hay dos filtros que están a debate en el priismo:

  • Si se pide que haya 10 años de militancia a un candidato a la presidencia
  • Y tener un cargo de representación priísta en su historia.

Esos candados dejarían fuera a Jose Antonio Meade y en caso de que se cambien le abriría la puerta a su candidatura.

Hay dos grandes luchas de poder dentro del PRI, uno es Ochoa Reza y el proyecto del presidente Peña Nieto. El otro es Manlio Fabio Beltrones que representa a los priistas más experimentados, la paradoja es que parezca representa una posibilidad de renovación y cambio dentro del partido.

Hay buenas posibilidades para Beltrones de encabezar una revuelta al interior del PRI por su liderazgo moral dentro del partido. Muchas veces desde fuera se ve una entidad poco clara en sus métodos y procesos, pero dentro hay militantes que están enojados con la situación actual del partido.

Hace unos días Manlio dijo que el PRI no debe ser un taxi de delincuentes, mostrando una primera afirmación fuerte de separación con el grupo del presidente. La paradoja es que pareciera que Beltrones tiene una mayor tasa de aceptación que el mismo Enrique Peña Nieto y su gabinete.

El PRI es canchero sabe jugar con el tablero y busca ganar a como dé lugar, gana utilizando todos sus recueros que están a su disposición. Pero tiene grandes problemas:

  • La crisis nacional de impunidad, el grave problema de corrupción que está viviendo el partido y la degeneración de sus gobernantes.
  • La búsqueda del poder por el poder, pareciera que lo que comunica en su narrativa es que solo les interesa el poder por si mismo, no para hacer algo. Tiene mucha hambre por el poder, pero con poca claridad para decirnos para que lo quiere.
  • La visión extractiva con su relación a los ciudadanos, pareciera que el PRI nos dice que lo único que le interesa de los ciudadanos es el voto. Los ciudadanos tendríamos que exigir los resultados y propuestas que se hacen para obtener nuestro voto y hacia dónde está el destino del país.

Una ruptura dentro de la asamblea le daría más credibilidad al partido que una falsa alineación entre todos sus integrantes. Al PRI le hace falta un revulsivo, una fuerza disruptiva. Paradójicamente la está representando Beltrones y no un grupo recién creado por el partido.

Estamos viendo una lucha política donde los ciudadanos vemos una pulsación por llegar al poder, pero muy poca claridad con lo que van a hacer con él y que vamos a ganar los ciudadanos cuando lleguen a él.

Revive esta #GuerradeNarrativas y participa con nosotros en @ClaudioFloresT, @LexiaGlobal, @mariocampos y @Foro_TV