Los Millennials y su interacción en las redes sociales

Por Karina Vega

Las redes sociales llegaron para quedarse, y hoy en día, el rey es Facebook.

De acuerdo al estudio de consumo entre internautas mexicanos 2014, 96% se ha registrado a Facebook. Así, 92% de los internautas la declara como la red que utiliza con mayor frecuencia, seguida por Youtube y Twitter, con porcentajes de frecuencia de uso de 36% y 29% respectivamente.

Sin embargo, también existen un sinfín de aplicaciones. Algunas pasan sin pena ni gloria, otras han marcado parteaguas para después desaparecer y otras se mantienen vivas a pesar del nacimiento de otras. Apps. como Snapchat, Instagram, Vine o Spotify son algunas de las más reconocidas y empleadas.

¿En dónde radica la fascinación por las redes sociales? Incógnito hoy, famoso mañana: si algo han probado las redes a los Millennials es que cualquiera, si da en el clavo, puede convertirse en una celebridad del mundo digital, haciendo lo que les gusta y recibiendo un cheque gordo como Watt Sopa quien recientemente comenzó a grabar cápsulas para Sprite.

Los temas privados son escasos: “chismógrafo moderno” (aquél que entre jóvenes se compartía y contenía preguntas de todo tipo) con la diferencia de que en las redes se da en tiempo real.

Actualización tanto de lo imprescindible como de lo irrelevante, permite agregar amig@s desde kínder hasta los que acabas de conocer al instante. El “espejito, espejito” a todo lo que da, las redes son un espacio para difundir noticias buenas, malas o intrascendentes sobre la vida privada.

El culto a la imagen; la ¡Selfie! ¡Paparazzis de sí mismos! Desean captar y atrapar su vida en un instante que queda congelado en la interfase.

Brindan sentido de cercanía en la distancia, el juego de la presencia, aunque se esté lejos, funcionan como periódicos murales en el ciberespacio.

La comunicación no es solamente escrita, y se da a través de códigos visuales como fotos, videos, hasta emoticons…

Son una pauta de consumo de entretenimiento por excelencia, cada momento se vuelve oportuno para consultar las pantallas, estas redes dan voz a sus causas o creencias. Nada es demasiado peligroso, todo está en tela de juicio, ya sea con una actitud activa, con un simple “like”, o siendo un simple espectador.

Estos usuarios son trend-setters por naturaleza. Saben por lo menos el nombre de las redes sociales nuevas y son quienes socializan a los demás sobre su existencia, en especial los más jóvenes entre 15-19 años y que representan el 36.8% del total de jóvenes en México (considerando el rango de 15 a29 años). (INEGI: Estadísticas a propósito del Día Internacional de la Juventud: Datos nacionales. 2014)

Es muy importante tener en cuenta que el mundo digital nos ha obligado a tener una nueva configuración del mundo. En este sentido, para conectar no solo con los Millennias sino con las generaciones que vienen, las redes sociales tendrán un rol primordial, pues son la puerta por la que decidirán estar enterados de los lanzamientos y actividades que realizan las marcas, mantener un diálogo con ellas y sobre todo, compartir con sus redes amicales, contenidos que empaten con su estilo de vida.

Así, las marcas se enfrentan a un momento clave que determinará su crecimiento, estancamiento o muerte. Solo las más aguerridas, inteligentes y creativas podrán conversar en una realidad interconectada.