Nuestra Socia, Rosario Zavala en el Club de Eva

Como se está volviendo una costumbre, nuestra Socia, Rosario Zavala fue la especialista invitada en El Club de Eva donde analizó la situación de los tatuajes en México y entabló una discusión si son un arte, un acto de rebeldía o una moda.

La palabra tatuaje posiblemente proviene de Las Islas Polinesias (cerca de Australia), de término «tátau», que significa marcar o golpear dos veces (en referencia al método tradicional de aplicar los diseños o plantillas) En México, aproximadamente el 10% de la población tiene, al menos, un tatuaje.

¿Arte o Rebeldía?

  • Dicen que el humano más antiguo al que se le hayan encontrado tatuajes fue a Ötzi, una momia encontrada en los Alpes italianos, y que vivió hace 5.300 años. Cerca de 60 líneas atravesaban su espalda, así como sus articulaciones, muestra de que la humanidad ya habría encontrado en la piel el primer lienzo para expresar su arte.
  • Los tatuajes son considerados arte, tanto para los artistas que los realizan como para las personas que con orgullo llevan su obra por el mundo.
  • Desde la antigüedad, los Tatuajes han sido utilizados por diversas razones:
    • Para delimitar jerarquías: empezaban en la adolescencia y en la madurez, quienes tenían el cuerpo más tatuado, era señal de respeto (Polinesia)
    • Para intimidar a “los enemigos”: los guerreros lo utilizaban para generar miedo a sus contrincantes.
    • Para protección “divina”: por ejemplo, en Egipo, las mujeres atribuían funciones protectoras y mágicas.
    • Como ritual para “pasar de la adolescencia a la adultez”: en América del Norte y Centroamérica:
    • Para identificar a los delincuentes: en Japón se marcaban los brazos de personas que desobedecían la ley Esto cambió en el siglo X, A. de C, cuando su Emperador lo utilizó como adorno corporal.
  • Los Marineros fueron quienes llevaron la práctica del tatuaje a Europa, pues después de ir a las islas Polinesias y a América, aprendieron estas técnicas. Se dice que entre los marineros era muy común tatuarse algún elemento del lugar que visitaban.
    • También eran símbolo de valentía, como la pantera, o la buena suerte, y entre los más populares estaban el gallo y el cerdo en el pie, para protegerles de ahogarse. Tatuarse un ancla era símbolo de estabilidad y el de una brújula para indicar que siempre podrían navegar a casa.
  • ARTE: los tatuajes son creaciones o ideas originales que se proyectan en la piel, que se convierte en su lienzo. Esta creación puede o no contener un sentimiento profundo para el artista y el portador. Es arte por el simple hecho de ser único, de nacer de la inspiración de dos mentes que juntas llegaron a una sola idea para confeccionar algo irrepetible en el mundo.
  • REBELDÍA: los tatuajes tuvieron connotación de rebeldía, en particular en culturas “idólatras”:
    • La prohibición bíblica de usar este tipo de marcas, por estar vinculadas a “otros dioses”. La
  • Durante más de un siglo, los tatuajes permanecieron como una forma fácil, confiable e importante de identificar a los hombres en el servicio militar, incluyendo a aquellos que morían en batalla
  • Un estudio hecho por académicos de Piscología en Londres, a un total de 378 adultos, arrojó que los adultos tatuados mostraban mucha más rebeldía, ira y agresión verbal que los adultos no tatuados; sin embargo, al hablar de "rebeldía proactiva, agresión física y hostilidad", había poca diferencia entre las personas tatuadas y las que no lo estaban.
  • Sin embargo, todas esas ideas, son estereotipos o prejuicios que perjudican mucho a las personas que portan un tatuaje, por ejemplo, un estudio realizado entre 500 profesionistas mexicanos, hecha por una empresa especializada en bolsa de trabajo[1], rebeló que:
    • 65% de mexicanos profesionistas consideran que el tener tatuajes o perforaciones genera discriminación laboral.
    • La encuesta señala que los tatuajes y piercings:
      • Reducen las oportunidades de conseguir empleo (74%)
      • Minimizan las oportunidades de crecer profesionalmente (52%)
      • Producen segregación o convierten al sujeto en víctima de bromas constantes (35%)
      • Incrementan la probabilidad de despido (29%)

Del total de los encuestados 45% tenía más de 30 años y 55% era menor de 29 años; de este total, 33% usaba tatuajes o piercings.

[1] Estudio realizado por OCCMundial

 

Revive la participación de nuestra socia @RosarioZavalaR  dando clic--> Tatuajes, ¿Arte o Rebeldía?