El Mexicano Hoy: México según la generación App

POR:

LEXIA Insights & Solutions

Por Claudio Flores Thomas

Este ensayo, “México según la generación app”, de Claudio Flores Thomas, toma elementos de los estudios anteriores (se recomienda leerlos primero) y, con ellos, el autor analiza la identidad y alcances del mexicano desde la perspectiva de los jóvenes y concluye que la juventud mexicana tiene una visión sobre México que transita del optimismo sobre el futuro a la inconformidad autosuficiente.

En LEXIA hemos estudiado a niños y adolescentes mexicanos durante los últimos 20 años y hemos identificado claramente la manifestación de tendencias sociológicas globales en nuestro país, como la llamada infancia comprimida o adolescencia temprana.

Un fenómeno global en el que actitudes y conductas típicamente adolescentes se están presentando cada vez a más corta edad: el primer cigarro, el interés romántico por el otro, la primera relación sexual, entre otros.

Con base en nuestra fuente sindicada Los niños y su mundo hemos establecido que, en ámbitos urbanos de México, estas conductas inician desde el cuarto grado de primaria (alrededor de los 10 años), estableciendo una frontera de la infancia cada vez más adelantada. La infancia dura cada vez menos, la inocencia también

Es común encontrar voces que critican esta situación y consideran responsable a un amplio conjunto de “culpables”, que van desde el muy popular “es que traen otro chip”, hasta la revolución digital y las redes sociales, pasando por la “pérdida de valores”.

Lo cierto es que los miembros de la generación “postmillennials” están presentando particularidades y mutaciones como audiencias, consumidores y ciudadanos frente a las generaciones previas.

Hoy se puede ver una lucha de nomenclaturas para denominar a este grupo: Generación Z (por secuencia alfabética: X, Y —millennials— y Z), Centennials (por nacer en el cambio de siglo), Generación K (por Katniss Everdeen, la protagonista de Los juegos del hambre y quien representa los valores del idealismo postmillennial en un mundo distópico) y Generación App (por su uso intensivo de aplicaciones y teléfonos inteligentes y los efectos cognitivos de este uso).

Aquí se recupera el nombre de Generación App, acuñado por Howard Gardner y Katie Davis. Ellos señalan que el uso de los teléfonos inteligentes y las apps está transformando a fondo los mecanismos de construcción de identidad, las relaciones interpersonales, las formas de comprender y actuar en el mundo y la percepción del futuro.

De acuerdo con estos autores, más allá del criterio de edad, este grupo se define por una forma de pensar el mundo, la “mentalidad App”: una forma algorítmica de ver la vida donde cualquier pregunta, necesidad o deseo debe ser satisfecha de manera inmediata, definitiva y sin ambigüedades.

En cuanto a la juventud en México, nuestras investigaciones han encontrado estas características:

  • Primera generación verdaderamente global y nativamente conectada 24×7. Crecieron en un contexto incierto y aprendieron a salir adelante en un mundo difícil.
  • Nacieron bajo la cultura DIY (do it yourself).
  • Están acostumbrados a solucionar problemas de forma personal y enfocada (y lo hacen mediante un gran consumo de tutoriales, especialmente en YouTube).
  • El smartphone es una extensión de su cuerpo.
  • Las redes sociales son hipercorpóreas y la Generación App ha aprendido a administrar su imagen.
  • Para ellos el acceso a internet debería ser un derecho humano, al nivel de la libertad y el respirar.
  • Una generación de desigualdades. La brecha digital detona diferencias entre quienes tienen internet y quienes no. Hay un 42.6% de usuarios jóvenes que se están quedando al margen y en condición de rezago respecto a sus co-generacionales.
  • Esta generación representa hoy a 13.2 millones de jóvenes de entre 12 y 17 años. Un 11.8% de la población de acuerdo con datos del INEGI.

Lo que descubrimos en este grupo (jóvenes) es que hay más Optimistas sobre el futuro (22%) e Inconformes autosuficientes (20%) que en el promedio. Si suponemos que las actitudes básicas no cambian, en el futuro del país podría surgir una lucha entre estos dos grupos, mientras que los Soñadores sin país (29%) se quedarán viéndolos desde la banca.

La mitad de los adolescentes se encuentran satisfechos con su vida (53% frente al 41% promedio de los adultos de 40 años o más), ven su futuro con esperanza (58%) y alegría (46%), deseando en primer lugar una vida llena de logros y éxitos (41%), en segunda instancia la convivencia familiar (33%) y dejando atrás las creencias religiosas (20%).

Estos deseos se ven reflejados en su principal aspiración: terminar sus estudios.

Los adolescentes mexicanos ven su futuro prometedor económicamente (31% frente al 14% promedio de los adultos de 40 años o más). Sin embargo, manifiestan actitudes de autoconfianza o autosuficiencia: siete de cada 10 jóvenes mexicanos declaran esforzarse mucho por cambiar su vida y declaran que no dependen del país para cambiarla, sino de su propio esfuerzo. Aunque no se encuentran tan seguros de que este esfuerzo pueda contribuir a la mejora de su país.

Algunas otras características relevantes son:

  • Seis de cada 10 adolescentes ven a México como un país que avanza y que tiene todo para salir adelante, considerando a su gente y gastronomía como lo mejor que tiene.
  • Tienen una opinión positiva sobre los mexicanos, considerándolos trabajadores, respetuosos, responsables (45%), activos y divertidos (61%) y que siempre dan un esfuerzo extra en lo que hacen (43% frente a un 35% promedio de los adultos de 40 años o más).

Pero no todo es positivo, pues los adolescentes también perciben aspectos negativos de los mexicanos, describiéndolos como mal hechos (55%).
Sobre los gobernantes, cinco de cada 10 adolescentes aprueban a sus gobernantes “de panzazo”, con calificaciones bajas en términos de apoyo y atención; además consideran la corrupción (40%), pobreza (22%) y violencia (21%) como lo peor de su país.

Estos datos permiten identificar que, en una buena parte de los jóvenes, se manifiesta una visión optimista y positiva sobre México y los mexicanos en la que ya se encuentra presente la semilla del desencanto, especialmente con México, sus gobernantes y sus principales problemáticas: corrupción, pobreza y violencia. El balance de luces y sombras revela una visión aún ilusionada en el futuro individual pero que ya advierte los escollos del contexto nacional para realizarse.

La hipótesis es que de este choque de ilusiones individuales y gran autoconfianza con la frustrante realidad nacional surge la matriz que gesta al liberal salvaje mexicano.

Nos toca a todos detener el círculo vicioso de la degradación de nuestro contrato social y Estado de derecho, es un esfuerzo que debe poner el acento en el fortalecimiento de las instituciones y restablecer la confianza en lo colectivo, especialmente entre los jóvenes. Sólo así México es posible.

Descarga la presentación en el enlace de descarga encontrado debajo.

Materiales adicionales

Lexia Insights & Solutions

OTROS CONTENIDOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

CIUDAD DE MÉXICO

Félix Cuevas #6-602
Col. Tlacoquemécatl del Valle,
Del. Benito Juárez
Ciudad de México
MÉXICO    C.P.: 03200
Tel.: 52 (55) 9150 5400
lexia@lexia.com.mx

WASHINGTON D.C.

7315 Wisconsin Avenue
Suite 400 West
Bethesda, MD 20814
contact@lexia.com.mx